DE BATE universitario‏


Compartir: facebook

por Carlos Eduardo Padín

Me gustaría continuar el intercambio de opiniones sobre el anuncio de la universidad provincial y el efecto “hormiguero pateado” que se ha suscitado en el seno de la UNPSJB.

En primer lugar me parece útil recordar algunas definiciones del diccionario.

REACCION Acción que resiste o se opone a otra acción, obrando en sentido contrario a ella.

CORPORATIVISMO ( 2ª acepción) En un grupo o sector profesional, tendencia abusiva a la solidaridad interna y a la defensa de los intereses del cuerpo.

En este caso, la ACCIÓN estuvo a cargo del gobierno provincial y constituyo en el anuncio de su universidad y a la crítica a la UNPSJB por: a) la pérdida progresiva de alumnos y b) la escasa relación de sus carreras con la realidad productiva regional.

La REACCIÓN estuvo a cargo del Rector, sindicatos docentes y no docentes, asambleas y consejos; todos solidariamente unidos en defensa de los intereses del cuerpo universitario.

Curiosamente en un ámbito donde el discurso prevaleciente ensalza la diversidad, la amplitud de miras, el pensamiento crítico y autocrítico, se vienen decantando argumentos que rezan más o menos:

1 “La universidad provincial es mala porque nada bueno puede salir de Das Neves”
2 “Que no se metan a criticarnos porque semo lo mejor de lo mejore”
3 “Dennos toda la guita que podamos gastar, nosotros sabremos utilizarla”
4 “No tenemos ninguna obligación de rendir cuenta a la sociedad”
5 “Pa’ que vamo a rendir cuentas, si la sociedad no entiende un joraca de la uni …”

Quisiera recordar que Bersan y los otros sinvergüenzas que lo secundaron no fueron paracaidistas bosnios que cayeron una noche sobre las terrazas de Km. 4, se desarrollaron al calor del sistema mafioso clientelìstico que ha ganado los órganos de gobierno universitarios, como ha ganado la república entera.

Y aunque respeto al rector Gil por ser una persona decente y un profesional destacado, tampoco puedo olvidar que fue votado por los mismos que antes votaron y sostuvieron a Bersan, que al actual rector lo atan compromisos que le asignan un deslucido papel incumpliendo las promesas electorales de la elección directa y eliminación de las reelecciones, tampoco ha tomado las medidas que correspondían al daño ocasionado por los delincuentes.

Discrepo con Sayago, los universitarios no podemos pretender ser mejores que aquellos que permitimos que nos gobiernen, por ejemplo me parece patético el discurso del Consejo Superior cuando pretende haber sido “engañado” por Bersán que les hizo creer que las contrataciones fraudulentas que realizaba en realidad estaban dentro de la ley (ver actas sesiones publicadas). Tan responsable es el que hace como el que deja hacer, como alguna vez dijo Luther King “Tendremos que arrepentirnos no tanto de las acciones de la gente perversa sino de los pasmosos silencios de la gente buena”. No somos tan buena gente.

La caída de la matrícula es un tema alarmante, más alarmante aún es que nuestra universidad no haya sido capaz de investigarse a si misma (¿como puede ofrecer soluciones a la comunidad sino puede solucionar sus propios problemas?). Es cierto que el sistema universitario público redujo su matrícula en un 0,3% en 2005, pero nuestra universidad redujo el 9,2% en 2005 y continuó reduciendo el 11,4% en 2006 cuando el resto del sistema volvió a crecer al 0,6%.

¿Y que decir de los graduados que egresan con una proporción respecto a alumnos que es casi la mitad del resto de las UUNN?

He defendido los salarios docentes en la medida de mis posibilidades, fue de mi autoría el proyecto de resolución que resultó aprobado sobre el adicional por zona, para que luego el CS borrara con el codo lo que escribió con la mano. No obstante ello entre enero 2006 y enero 2008 obtuvimos aumentos de 51,6% para ded. exclusivas, 124,3% para semis, y 160% para simples, esto puede considerarse un gran logro gremial, no es responsabilidad de los trabajadores que la UNPSJB haya comprometido no el 99% sino el 110% de su presupuesto en sueldos.

Es un problema de desgobierno, la gestión actual “solo” empeoró esto en 20 cargos, el grueso de los desequilibrios y deudas son herencia del bersanato. NO ES CIERTO que ese desequilibrio se produjo para atender necesidades académicas, mal pueden atenderse esas necesidades nombrando personal sin presupuesto conque pagarle, así la universidad queda condenada a la mendicidad permanente (aunque gaste 35 millones de dólares) y sostengo que resulta un barril sin fondo, donde cada vez que recibe $1 gasta $1,10. Las consecuencias están a la vista.

Por último NO COINCIDO con la crítica de Das Neves sobre la escasa vinculación de las carreras con la actividad y el desarrollo regional (una sobredosis de ingenieros puede ser peligrosa para cualquier sociedad), pero sí sería necesario tener la capacidad de regular la oferta, esto significa que no todas las carreras deben permanecer abiertas de aquì a la eternidad, esto no debería afectar la estabilidad del cuerpo docente ni la formación permanente de los graduados, aunque parezca mentira es posible planear la vida universitaria.


mi mensaje anterior:Las autoridades y algunos estamentos de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) sienten amenazada a esta casa de altos estudios por el anuncio del gobierno chubutense sobre la creación de una universidad provincial, en su anuncio el Gobernador criticó la pérdida de alumnos y el escaso vínculo de las carreras ofrecidas por la UNPSJB con las necesidades del desarrollo provincial.En verdad tienen razón (las autoridades de la UNPSJB) en sentir “DESALIENTO”, pero se han equivocado en identificar la causa de sus males, que no provienen de las amenazas externas (supuesto que la decisión provincial lo fuese) sino de las crecientes debilidades internas.

Yo puedo hablar en particular de la corrupción y los delitos que han tenido como protagonistas a autoridades y empleados de la UNPSJB. En estos días se han cumplido SIETE AÑOS de mi denuncia sobre una contratación fraudulenta por $6.155.000 (equivalente a la misma cantidad de dólares por aquellos tiempos). A raíz de mi denuncia se procesó al ex rector Ing. Hugo Bersán y a sus ex secretarios Ricardo Álvarez, Roque Cambareri, Héctor de Orta y Marcelo Gomez.

Han transcurrido SIETE AÑOS, está firme el procesamiento de los nombrados, está demostrado el perjuicio sufrido por la UNPSJB, sin embargo no se realiza aún el juicio correspondiente. Me dicen que son los tiempos (plazos) de la justicia, yo digo que son los tiempos (época) de la IMPUNIDAD.

Pero allá vaya el sistema judicial con sus lacras, yo soy hombre de la universidad y aunque sufro como cualquiera la ineptitud judicial, mi interés primordial es esta universidad que considero mía desde que llegué a Comodoro Rivadavia para trabajar en el ella el 8 de febrero de 1982. Y lo en verdad preocupante es la tolerancia de los órganos de gobierno universitarios hacia el accionar delictivo, y me refiero tanto a lo que sucedió en época de Bersán como a lo que hoy sucede.

A consecuencia de aquella denuncia y de otras que pude hacer durante el año 2005, el ex rector Bersán fue separado de su cargo por la justicia federal el 23/Jun/2005 (algo hizo bien después de todo). A dos años y medio de la caída de Bersan, las autoridades no han sido capaces de concluir un sumario administrativo y aplicar las sanciones que correspondan por su accionar en perjuicio de la UNPSJB, por supuesto Bersán continúa cobrando sueldo de profesor universitario.

Allá por marzo de 2005 denuncié que una empleada de la UNPSJB había efectuado sustracción de caudales, efectivo en su custodia, cheques emitidos sin autorización y con firmas falsificadas cobrados por esta funcionaria, depósito que nunca se efectuaron, todo por un valor estimado en $117.847,70. El juicio todavía espera, se comprobó el faltante de efectivo, se comprobó la falsificación de firmas, se comprobó que esta funcionaria cobró esos cheques apócrifos. Pero nuevamente las autoridades no han sido capaces de concluir el sumario administrativo y tomar las decisiones que corresponden, la empleada sigue cobrando sueldo y ni siquiera trabaja en la universidad.

Las actuales autoridades que asumieron en 2005 (luego que Bersán quedara separado del rectorado por decisión judicial) habían prometido en su campaña que reformarían el estatuto instaurando la elección directa e inhibiendo la reelección de las autoridades, NO CUMPLIERON, el sistema de negociado y prebendas permanece intacto, me recuerda una definición de Schuster: “a veces me pregunto hasta qué punto el malestar sobre la representación es central respecto de las formas de la representación y hasta qué punto el malestar no está en el contenido de los representantes, en quiénes son. Todo se compra y se vende. Las personas van ocupando cargos políticos porque cambian votos por secretarías, los cargos de dirección tienen más que ver con una lógica mercantil-clientelar que con una lógica político-académica. En tanto no podamos cambiar eso, no cambiamos la universidad. Los estudiantes que ven eso son los que protestan” (Schuster se refería a la UBA, durante una de las crisis del 2006)

En este contexto fácil es comprender que las prioridades de los órganos de gobierno no son precisamente el bien público y la excelencia académica, sino que cada uno se encuentra concentrado en su propio negocio, con razón decía Pedro Krotsch que las universidades nacionales habían sido privatizadas, no porque Menem las hubiera dado en concesión, sino porque los grupos del gobierno universitario abandonaron el interés público para consagrarse a sus intereses privados.

Todos estas cuestiones son conocidas por el Consejo Superior, en sesión del 18/Oct/2006 el actual Auditor Interno informaba: “(..) Honestamente, les tengo que confesar que cuando fui a Bs. As. a la SIGEN y tuve una entrevista con el síndico, hablando sobre la universidad me mostró una visión muy cruda, muy negativa (…).”

Muchas de los problemas de la UNPSJB fueron expuestas en los procesos de autoevaluación y evaluación externa en los años 99/2000, y aunque tales evaluaciones consumieron muchas horas de trabajo y otros recursos, no dieron lugar a ninguna política destinada a mejorar las errores detectados. Hoy el proceso vuelve a repetirse, otra evaluación esta en marcha pero nada indica que puedan esperarse mejores resultados.

Vayan algunos datos:
(tarea para el hogar, interpreta los datos a tu criterio sin preguntarle al profesor si es bueno o malo)

  • En el año 2004 la UNPSJB tenía 15.900 alumnos. Actualmente tiene 12.800 alumnos
  • En el año 2004 la UNPSJB tenía 2.322 cargos docentes. Actualmente tiene 2.598 cargos docentes
  • En los años 2001/2002 se asignó a la UNPSJB un presupuesto de $33 millones equivalentes a dólares. Para el año 2008 el presupuesto asciende a $112 millones que equivalen a 35 millones de dólares.
  • La tasa de graduados cada 100 alumnos en el conjunto de las Univ. Nac. fue de 4,4 para el año 2004. La misma tasa para la UNPSJB en ese año fue de 2,6
  • En el año 2004 la UNPSJB recibió un 1,95 % del presupuesto general de las universidades nacionales. En el mismo año la UNPSJB aportó el 0,7% de los graduados de las universidades nacionales
  • En el año 2004 había una relación de 28 alumnos por docente en las universidades nacionales. Para el mismo año, esa relación era de 19 alumnos por docente en la UNPSJB
  • En enero de 2006 la UNPSJB pagaba a su personal 3.121 cargos, con un sueldo bruto promedio de $ 1.276. En enero de 2008 la UNPSJB pagaba a su personal 3.141 cargos, con un sueldo bruto promedio de $ 2.519
  • Un decano de la UNPSJB gana en promedio un salario bruto de $ 11.662 a enero de 2008
  • Un profesor categ. Adjunto dedicación simple (7 hs semanales), al mismo mes $ 1.548 de salario bruto
  • En 1995 la UNPSJB recibía fondos para investigación que representaban el 2,75% de su presupuesto. En la actualidad los fondos que recibe para investigación representan el 0,58% de su presupuesto, esa disminución tuvo por causa la mala aplicación de esos fondos por parte de la UNPSJB.

En definitiva, nunca es bueno negar la realidad y ver siempre en otros las causas de los males propios. A pesar de que ha demostrado ser un barril sin fondo, las autoridades nacionales han seguido aumentando el presupuesto de la UNPSJB, que si resulta insuficiente es a causa de su desgobierno.

¿Porqué debería inspirar “DESALIENTO” en la UNPSJB la llegada de una nueva institución de educación superior? Se supone que las universidades públicas tienen por finalidad contribuir al bien común mediante su aptitud para crear y transmitir conocimiento. Con tan altos fines, solo cabría alegrarse y cobrar ánimos al ver que nuevos actores se suman a esta tarea.

¿Porqué se prejuzga que la universidad provincial va a ser peor que la UNPSJB? (empresa difícil …)

La mejor manera de defender a nuestra universidad es hacerla recuperar la senda que perdió ya hace más de diez años, para ello es necesario eliminar la “oligarquía universitaria” que excluye de los derechos de elegir y ser elegidos a la gran mayoría de los profesores (cuando no los excluye de su trabajo), somos muchos los profesores que llevamos más de una década en una cátedra sin que se abran los concursos que asegurarían la calidad, la estabilidad y los derechos políticos de los profesores.

En buena hora que se produzcan novedades que sacudan a este vetusto edificio académico.

Anuncios

2 comments so far

  1. Alejandro De Oto on

    A partir de estas intervenciones como las de Carlos y demás compañeros me parece que se hace evidente la necesidad de llevar adelante algunas acciones concretas. Una cosa que debe estar en juego es por cuál vía se reconstruyen los diálogos. Hasta el momento lo que se puede observar es algún pronunciamiento por parte del gremio docente, las opiniones en este blog y una que otro dicho del rector. Del lado del gobierno provincial los dichos del Gobernador y otras apostillas aparecidas en los diarios. Me pregunto si será una posibilidad concreta que nuestra universidad, por medio del Consejo Superior, haga una declaración en la que ofrezca el apoyo técnico e intelectual, es decir, el apoyo de sus recursos humanos al proyecto de la Provincia. Esto puede sonar descabellado pero no lo es. El punto grave de toda esta situación no es que se cree otra universidad, ojalá haya 100, el problema es por qué nuestra universidad no puede participar del proceso y, en ese sentido, hay un problema. En ese sentido se puede imaginar más de una política pro activa al respecto mediante convenios, acuerdos, etc. Una cosa son los desmanejos en gestión que señala Carlos aquí, pero otra es la calidad de los profesionales, investigadores y docentes con que la universidad cuenta e incluso con formas de organización que la misma tiene en relación con institutos de investigación, centros, posgrados, etc. Hay un enorme recurso allí que puede ser ofrecido para dos cosas que deben ser claras en una sociedad democrática nos gusten o no los gobiernos de turno. La primera, para construir canales productivos en relación con la multiplicación de saberes, de posibilidades y de recursos de todo tipo. La segunda, para volver estables y funcionales a los intereses comunitarios los diálogos entre instituciones de diversa jerarquía y organización. Bueno, puede que no tengamos una respuesta favorable pero me parece una forma madura de encarar el problema. En todo caso, una respuesta desfavorable desnudaría un prejuicio con respecto a nuestra universidad.
    Resumo, aunque no creo que haga falta, la propuesta es que los consejos académicos se expidan al respecto en este sentido y lo mismo haga el consejo superior. Imagino que más de un consejero lee estas líneas. No pido que subscriba a ellas, sólo que lo piense y evalúe más allá de los cálculos que se puedan hacer si no vale la pena. Un saludo cordial y mil perdones a Luis por invadir su blog de este modo pero, ciertamente, es su responsabilidad que esto haya ocurrido.

  2. Luis Sandoval on

    Me parece que las opiniones que se van sumando, e ir viendo la situación desde varios lados hace que las cosas vayan decantando y aparezcan nuevas perspectivas.
    De lo que se trata es de evitar posicionamientos simplistas que terminen adjudicando toda la problemática a un solo factor. P.e.:
    Es cierto que la UNPSJB tiene graves problemas institucionales que debemos asumir, pero es ingenuo creer que la decisión del gobierno provincial se debe exclusivamente a ello
    Es cierto que la UNPSJB no tiene una especie de privilegio ontológico por el cual debe ser siempre y necesariamente la única universidad de la región, pero la U. Provincial no es cualquiera, sino una que se hace con fondos públicos y usando (sin debate ciudadano) recursos extraordinarios
    Pareciera ser que la U. P. se orienta a instituto universitario con tecnicaturas de supuesta “salida laboral” (como observa Romeo), pero no debe seguirse de ello algún tipo de planteo soberbio (la línea de que “semo lo’ mejore” de la que habla Padín)
    Y la más discutida: la UNPSJB es un terreno político poco propicio para Das Neves, y cada uno es libre de sostener su opinión y pensamiento, pero los posicionamientos institucionales de la Universidad (creo yo) no deben desconocer la legitimidad del gobierno provincial, y el amplio consenso que tiene en la población, al menos en lo que puede seguirse de los resultados electorales. Además -pero eso será motivo de otro texto- me parece que Das Neves gana con instituciones que se le oponen, porque eso fortalece su modelo de construcción de poder
    Algunas ideas, nomás


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: